miércoles, 3 de febrero de 2010

La Verdad

Tenemos la Verdad, los mejores intelectuales, toda una Historia de luces y sombras de la que tomar lecciones, ¿por qué buscar acercar el catolicismo a todos los "ismos" políticos? ¿Por qué no traer los "ismos" al catolicismo? Los resultados del diálogo mal entendido son estos y no otros.

- Daniel Ballesteros Calderón

3 comentarios:

  1. El diálogo bien entendido empieza por reconocer que YO tengo la Verdad absoluta. Hostia ya.

    ResponderEliminar
  2. "En consecuencia, el dato es uno y reclama ser observado: estamos criando generaciones que son absolutamente incapaces de efectuar un juicio crítico sobre las cosas."

    Yo me barrunto que lo que pasa es que la gente, en su vida diaria, ha dejado de tener tan presente el juicio crítico de la Iglesia y ha desarrollado músculo propio. No es que las nuevas generaciones no tengan juicio crítico, es que piensan distinto en cosas como el matrimonio homosexual, el aborto, incluso la eutanasia con respecto a estos cristofrikis.

    Pero vamos, si partimos de la Verdad ahí sí le tengo que dar la razón. No caben discusiones.

    ResponderEliminar
  3. Todo esto en un sitio que abandera el liberalismo. Mayor imbecilidad y corrupción ideológica es imposible.

    ResponderEliminar