martes, 27 de octubre de 2009

Capitalismo o barbarie

Nuestros relativistas se creen muy inteligentes, y muy profundos, mirando a tal o cual gris y cantando las alabanzas de los inexistentes puntos medios morales, culturales y políticos. Terceras vías muertas son lo único que pueden ofrecer en esa lucha entre el bien y el mal que constituye la lucha entre el capitalismo y el socialismo, las religiones y culturas pacíficas y las agresivas, las leyes y el caos, la civilización y la barbarie.

- Germánico

17 comentarios:

  1. Es de destacar como estos historiadores de las ideas de redliberal.com & Company sueltan rollos infumables de 300 líneas, con una única idea que cabe en media y se justifica con tres, para de seguido soltar su mierda en plan cura "Nuestros relativistas se creen muy inteligentes... pero yo os digo..."

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Y, como siempre, sin una sola referencia bibliográfica ni un solo link. Aunque, claro, cuándo se ha visto una homilía con hipervínculos.

    ResponderEliminar
  3. Fritz,

    Tú para no expresar idea alguna tampoco necesitas mucho texto. Enhorabuena por tu economía.

    Se llaman "ideas propias", J. Ya pongo enlaces cuando y donde corresponde. Estoy dispuesto a discutir sobre cualquier punto concreto abordado en mi entrada y a aclarar lo que sea menester. Estoy en Desde el Exilio, ya sabes.

    ResponderEliminar
  4. Ya, lo que pasa es que tu texto es pura doctrina, no sé qué vamos a discutir. Por ejemplo, cuando dices "Terceras vías muertas son lo único que pueden ofrecer en esa lucha entre el bien y el mal que constituye la lucha entre el capitalismo y el socialismo", ¿qué es exactamente lo que está abierto a debate? Es como tratar de rebatir el Apocalipsis o un libro de Baudrillard.

    ResponderEliminar
  5. "Habrá, en resumen, cosas buenas y malas en términos absolutos, y por comparación, es decir, en términos relativos, cosas mejores y peores. Habrá entonces blanco bien y negro mal y todas las tonalidades morales grisáceas intermedias. El estar vivo y buscar satisfacer las necesidades crea el bien y el mal. La moral deriva de la necesidad. El maniqueísmo no sería otra cosa que su exacerbación, la dicotomización excesiva de esas dos categorías morales de bien y mal, pasándose por alto todo gris"

    Seño, seño: yo creo que hay un Bien y un Mal absolutos...pero el maniqueo es ése de ahí, que cree que hay un Bien y un Mal absolutos (eso sí, dicotomizados, no como yo, que creo que son absolutos pero sin dicotomizarlos mucho, eh).

    Ayh, Germánico, qué cachondo eres.

    Por no decir que, una vez más, confundes relativismo con el nihilismo. Debe ser que en la lucha eterna del Bien contra el Mal da igual ser relativista que nihilista (¿eso no sería a su vez nihilismo?).

    ResponderEliminar
  6. Yo con sinceridad tampoco sé que hay que discutir.

    Esto de la lucha entre capitalismo y socialismo también lo decían Lenin o Stalin, que llagaron a considerar totalmente obsoleta la oposición entre derecha e izquierda (el izquierdismo como "enfermedad senil" del comunismo, etc).

    Después se vió claramente que todo es "tercera via", puesto que no existe ni una sola economía mundial que sea 100% comunista o socialista. Hasta renombrados ideologos liberales como Arthur Seldon admitian que todo lo que hay son economias mixtas.

    ResponderEliminar
  7. Claro. Es que me resulta aún más chocante ese llamamiento a las opiniones y las políticas del 100% cuando ni siquiera se ofrece -ni se está en condiciones, me temo- una definición operativa de los supuestos términos enfrentados.

    Además, ese es un reproche, o una justificación, que he oído frecuentemente en la izquierda radical: "No dejemos que la reflexión nos paralice; que el debate teórico no nos impida actuar". Luego pasa lo que pasa, claro.

    Al final, volviendo a Oakeshott, es la política de la fe contra la política del escepticismo. Porque muchos se han creído que las sociedades perviven únicamente por la fe, y se olvidan de todo lo demás.

    ResponderEliminar
  8. Como mi texto “es pura doctrina”, no hay nada que discutir, ¿verdad J? Eso puede decirse de cualquier opinión o idea para no tener que discutirla. Partiendo de la conclusión no irás muy lejos. Pero quizás no quieras ¿no?

    Luzbel, como siempre demuestras no entender nada. Me encantan tus esfuerzos por parecer inteligente.

    Eduardo: lo mismito que Lenin y Stalin. ‘xacticamente lo mismo.

    Definitivamente Luzbel no es el único en no entender, aunque sea el menos capacitado para ello.

    ResponderEliminar
  9. No es lo mismo porque tú pareces defender el capitalismo mientras que Lenin se inclinaba por el socialismo. Pero este también rechazaba tajantemente las "terceras vías", los después llamados "socialfascistas", y reconocía que la oposición fundamental era entre socialismo y capitalismo.

    ResponderEliminar
  10. No, Germánico, no puede decirse de cualquier opinión; puede decirse de las que no están argumentadas, ni apoyadas en datos ni referencias y además rechazan expresamente los matices y las gradaciones.

    Empieza por ofrecer una definición de capitalismo y socialismo que sirva para algo, y por aportar los argumentos y los datos por los que crees que son inviables las "terceras vías" cuando, como te ha dicho Eduardo, en el mundo no hay otra cosa que "terceras vías".

    ResponderEliminar
  11. Hablo de las terceras vías muertas que ofrecen los relativistas. En algunas cuestiones no caben medias tintas. La opción entre socialismo y capitalismo es una de ellas. Si queréis llamar "tercera vía" a una combinación de la voluntariedad y la imposición que efectivamente se observa en nuestras sociedades, resultado de un compromiso entre fuerzas de bien y de mal, entre quienes buscan su tajada en juegos de suma cero y quienes crean riqueza, pues vale. No es que la sociedad o los políticos opten por ella, ciertamente, y ninguna justificación a posteriori podrá crear la falsa impresión de que eso ha sido elegido.

    Pero en fin, yo hablaba de relativismos. Y por ahora, aqui, no tengo nada más que decir.

    Un saludiño, siracusanos. Podéis atacarme cuanto queráis, pero no olvidéis que si lo hacéis debéis poner tan de manifiesto vuestros conceptos como demandáis a los demás que hagan.

    ResponderEliminar
  12. Osea, que el sistema público de salud, desde Osakidetza al Medicaid, o el ejército, o los bancos centrales, no es que sean sistemas económicos más o menos ineficaces, es que son ardides de las "fuerzas del mal". Y los socialistas (o para el caso los conservadores: cualquiera que no comulgue con el fundamentalismo de mercado) no es que estén equivocados o interpreten erróneamente los datos científicos, es que son, simplemente, malvados.

    Fantástico. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Templanza y moderacion Germanico.
    Por lo que te conozco digitalmente pareces un buen tipo.

    No intuia esa vertiente de posicionamiento politico por tu quehacer en el blog "La nueva Ilustracion"

    Sabes que de momento puedes contar conmigo para cuando tengas a algun entrevistable cientifico/neurocientifico, pero no creo que se pueda compaginar muy bien un lado Hydeano con otro Jekylliano.

    Pluralismo como decia Sir Isaiah Berlin: mantener tus princpios pero saber escuchar el punto de vista del diferente, incluso hasta el punto de que estos pueden cmabiar si el otro tiene razon.

    ResponderEliminar
  14. "Me encantan tus esfuerzos por parecer inteligente."

    Gracias! A mi lo que me gusta es cómo confundes "relativismo" con "nihilismo". Eso se da en Bachillerato, Germánico. Repasa, repasa.

    ResponderEliminar
  15. En definitiva, Luzbel, quienes habéis de repasar sois vosotros lo que he escrito. No puedo perder mi tiempo explicándome.

    Aníbal, si lees el apunte de referencia quizás aprecies las malinterpretaciones y "diabólicas" transfiguraciones que ha sufrido en los comentarios a este estracto.

    Saludines

    ResponderEliminar
  16. Por cierto: si alguno tiene valor para criticar el post en su lugar, me daré el gusto de resaltar vuestros errores interpretativos y las falacias de las que os habéis servido. Aquí no.

    ResponderEliminar