miércoles, 16 de septiembre de 2009

Manifiesto imbécil

Escuchad pues, Hitleres, Stalines o simplemente abortistas, no cometéis ninguna atrocidad cuando extermináis a millones de seres humanos. Quedaos tranquilos, los científicos aseguran que todo se puede explicar por causas naturales. Y del mismo modo, tiranos de todo el mundo, los derechos de las personas no son inalienables, no proceden de su dignidad como personas creadas por Dios, ante quien tendréis que responder de vuestros actos, sino que es el estado quien los da y los quita a su antojo o, como mucho, con el apoyo de la mayoría. Etc., etc.

- HO (Asturias)

3 comentarios:

  1. Lorenz fué un científico importante y uno de los fundadores de la etología, de eso no hay duda. Ahora bien, si alguien estuvo cerca de Hitler fué el propio Lorenz, que trabajó bajó el régimen nazi y acató su ideología sin rechistar, motivo por el que tuvo que disculparse tras concedérsele el Nobel.

    Mira que tenían ejemplos menos dudosos para un manifiesto proreligioso o antinaturalista: podrían haberlo llamado "El manifiesto Ayala" o si acaso el "manifiesto Collins"...

    Pero es que son imbéciles y rastreros sin descanso.

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Al final uno va a tener que acabar aceptando que los de Háztelo Ver no sólo son estúpidos, también son más malos que comer clavos.

    ResponderEliminar
  3. Rastreros sí. Imbéciles no tanto...

    Fonseca

    ResponderEliminar