martes, 4 de agosto de 2009

¿A qué huele la literatura?

Nos recibe en su estudio, donde huele a literatura y a talento. Tiene una mirada un tanto enigmática, a medio camino entre la timidez y el misterio. Cuando habla, es fácil que su interlocutor tenga la impresión de que el cerebro del genio envía un manantial de palabras frescas, ingeniosas, llenas de vida, a una boca por la que salen verdades como puños. Verdades sobre el hombre y sobre este mundo que a todos nos ha tocado vivir. A él también.

- Entrevista a Juan Manuel de Prada

3 comentarios:

  1. Pues en la foto parece un conejo deslumbrado.

    ResponderEliminar
  2. Normal; tú lee sus artículos: siempre está hablando de "la prosa luminosa de Benedicto XVI", el "deslumbramiento ante la presencia de Cristo" y tal. Tiene que tener la córnea más quemada que la moto de Gibernau.

    ResponderEliminar
  3. La literatura de Prada huele a lo mismo que las nubes y las compresas de Evax. Es decir, a coño. Pero ninguna de las tres cosas mencionada sabe tan bien.

    ResponderEliminar