viernes, 17 de julio de 2009

Por la gracia de Vishnú

El trasfondo de todo esto es muy siniestro, porque denota una falta de fe brutal. ¿Cómo celebrará la Eucaristía este señor? ¿Expondrá al Santísimo? ¿Se sentará a confesar? Tremendo e indignante.

- Isaac García Expósito


1 comentario:

  1. Jo, este Isaac necesita haloperidol. Se confiesa "adorador nocturno":

    Consiste en disfrutar de la presencia real de Jesús en el Santísimo Sacramento y en conversar personalmente con Él en su dominio terrestre durante el silencio de la noche...

    Cuando uno habla a Dios, se llama "rezar" (y ya es grave). Cuando Dios habla a uno (y es lo que implica lo de "conversar personalmente"), se llama "esquizofrenia".

    ResponderEliminar