martes, 2 de junio de 2009

La ironía provida

Lo que nunca he entendido es por qué, si les parece tan bien la corrupción de menores, se ponen tan furiosos cuando la practican dos o tres curas. Yo me esperaba que felicitasen a esos degenerados por haber “adaptado la moral sexual de la Iglesia a los nuevos tiempos".

- Minaya

1 comentario:

  1. "Dos o tres curas..." Le ha faltado decir que la culpa es de las madres, que los visten como chaperos.

    ResponderEliminar