miércoles, 24 de junio de 2009

Aquí la comida es muy mala y las raciones son muy pequeñas

En el caso del llamado pueblo judío, la cosa iba más o menos bien mientras era la Torá su elemento identitario. Con la Ilustración, el laicismo, etc… la Torá deja de tener importancia y se hace necesario inventarse un etnia, una supuesta nación. El sionismo es un intento de creación de la judaidad como etnia. De ahí viene el oxímoron “judío laico”. Curiosamente es el antisemitismo el que acude en su ayuda. En efecto, el pueblo judío como nación, incluso como ‘raza’ es una creación del antisemitismo alemán.

- Txomin Goitibera

4 comentarios:

  1. ¡Por los pelos del coño de la Virgen!, decidme que la dama del hacha no es alguna antepasada de alguno de los neoprogs (tengo alguna sospecha, pero no quiero personalizar el asunto).

    ResponderEliminar
  2. Rusia, patria del hambre, la miseria y las viejas nostálgicas que empuñan hachas,

    ResponderEliminar
  3. "decidme que la dama del hacha no es alguna antepasada de alguno de los neoprogs"

    ¿Quién te dice que es uno de nosotros tras diez o doce vodkas, tovarich?

    ResponderEliminar
  4. Es que, a pesar del hacha, parece una persona decente...

    ResponderEliminar