lunes, 11 de mayo de 2009

Idilios moeños

¡Oh economía! Si por ti no fuera
colgaríamos todos de una higuera
¡Qué bien explicas cómo hacerse rico
y nos empujas sin tregua a tanta dicha!
Cada vez que me zampo una salchicha,
tu nombre invoco, y leo algún librico
para ilustrarme aún más en tu gran ciencia
y acostumbrarme a tener aún más paciencia
pues el afán de riquezas me da vida,
y aunque pobre, me da tal esperanza,
que bailo, pues me sale de la panza.
¡Vida sin tal afán, vida es perdida!

- Pío Moa, lejos del mundanal ruido

1 comentario:

  1. Y dijo un tal ArrowEco:

    Para mí, estado y religión han de estar íntimamente unidas para que no ocurran estos casos. De Roma, los religiosos españoles solo tendrían que tener dependencia doctrinal."Estos casos" fueron los hechos que condujeron a la expulsión de los jesuitas. Pero claro, Jesús fue un "revolucionario y un demócrata" (y Juan de Mariana, un peazo'liberal).

    ResponderEliminar