sábado, 2 de mayo de 2009

Estética

8 comentarios:

  1. Lo kitschs tambien tiene su encanto.....

    ResponderEliminar
  2. ¡Lo que pasa es que en este blog sois unos desaboríos que no sabéis lo que es el arte y la gracia que no se pué aguantá!

    ¡El pescaíto frito y el rebujito también es cultura!

    ResponderEliminar
  3. Deberíais sentir miedo: hemos llegado mucho después de vosotros y el número de gente que nos quiere exterminar es el mismo.

    ResponderEliminar
  4. Yo sólo odio a los abogados, no a los neoprogs en general.

    ResponderEliminar
  5. Esa es la portada del año pasado. Objetivamente hablando, son recargadas en su diseño y luminosas en exceso, espero que al menos las lámparas sean de bajo consumo.

    ¿Bonito? si claro, como el uniforme de paseo que nos teníamos que poner, hace ya siglos, para salir del cuartel: vestido con traje de bonito salía a pasear el español soldadito...

    Por mi os la podéis comer los "sevillillos" junto con la "grassia", el cartel taurino, el "pescaito" y la peineta de la Cayetana Duquesa. Toíto pá vosotros. ¡Y que os aproveche! ;-)

    ¿Alguien pone en duda que las horteradas pretenciosas, no formen parte de una cultura?

    ResponderEliminar
  6. espero que al menos las lámparas sean de bajo consumo.

    ¡No, por Dios! Que sean gastonas, y que calienten el planeta. Así se derretirán los hielos polares y se ahogarán todos los malditos osos blancos, para que los pingüinos sean felices y puedan poner sus huevos sin preocuparse tanto por el mañana.

    ... ya, ya sé que aún tendrán que preocuparse por las focas, pero para eso creó Dios los canadienses.

    ResponderEliminar
  7. Lo mismo no son de bajo consumo, ya sabemos que al principio son algo mortecinas y hasta pasados unos minutos no dan el máximo, así que tal cosa no es acorde al espíritu del sevillano, cuanto más impacte el encendido y más gaste la bombilla, más parecida al sol será. Que una feria de ese porte o rivaliza con ese astro o no tié coló.

    ¡Ah, no! Para las focas Dios creó a la Bardot, a los canadienses los creó para que consumieran las bajas que los españoles no son capaces de soportar en Afganistán, ya bastante tienen con rezar y confiar en la Inmaculada para que les salve la cara cada día que pasan allí. No está el Padre con ánimo de atender a todas horas a su nuera intercediendo por sus protegidos.

    ResponderEliminar