jueves, 30 de abril de 2009

Marxismo cardenalicio

Pero a juicio del cardenal hay una segunda raíz aún más grave, el oscurecimiento e incluso la desaparición del sujeto personal y comunitario de la esfera económico-productiva. Cuando este sujeto resulta olvidado o instrumentalizado dentro de un sistema abstracto de factores y de regulaciones, entonces tarde o temprano explotan una serie de contradicciones que terminan siendo pagadas por los sectores más débiles de ese mismo sujeto social.

- José Luis Restán

8 comentarios:

  1. Atención al lenguaje. Sólo en este párrafo: "sujeto", "esfera económico-productiva", "instrumentalizado", "contadicciones". Términos todos marxistas-hegelianos. Marx estaría muy orgulloso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ostras, sí! Es "el Lenguaje". ¿Estará asistiendo a un cursillo de Teología de la Liberación?

    ResponderEliminar
  3. Faltan "alienación" y "plusvalía", pero todo se andará.

    ResponderEliminar
  4. El concepto de alienación está totalmente presente en el texto. En este sentido, el hombre desalienado, original, auténtico, no abstracto, sería el católico tradicional.

    ResponderEliminar
  5. Sí, me refería a la palabra, el espíritu es bastante explícito. Y además, ramalazos heideggerianos, y no es la primera vez que aparecen en LD -Agapito, sin ir más lejos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Y qué prosa tan pringosa! ¿Qué es eso de "sectores más débiles de ese mismo sujeto social"? ¿Qué es eso de un sujeto que no se define por lo que hace, sino por "los sectores" en que se divide? Basta hablar de "los sectores más débiles" o "más desfavorecidos de la sociedad".

    Una de las primeras cosas que debe hacer quien salga de una facultad de humanidades en España es desmontar la prosa que te enseñan a cultivar en ellas. Lo malo es cuando descubres que casi lo único que has aprendido es un ideolecto y que, para colmo, es ininteligible.

    ResponderEliminar
  7. El artículo este de Restán es un cruce perfecto entre la prosa paracientífica de las humanidades y la cursilería imperante en las facultades de teología. Pero tampoco tiene nada de particular, simplemente tira de manual.

    ResponderEliminar
  8. ¿Llama la atención el lenguaje? si lo que dice el cardenal Scola está dentro de la Doctrina Social de la Iglesia desde la Rerum Novarum, nada nuevo pues. La utilización de los términos no es lo sustancial de lo dicho por el cardenal, sino el fondo. Parte de que el sistema hace aguas, y va más lejos afirmando que es una crisis de cultura. Conclusión: la respuesta está en volver a las raíces católicas y fortalecer la estructura familiar, familia que reza unida, permanece unida, y ya está, asunto resuelto, aunque esto me parece que no le iba a gustar mucho a Marx... También habla de la historia como movimiento ondulatorio, no sé que querrá decir, pero sería un buen ejercicio el plantear un problema con dos elementos vibratorios (cristianismo e islamismo) a ver que resultante se obtendría y que interferencias produciría en el devenir de la historia, por ahora parece que el Vaticano quiere estar en la misma frecuencia de onda que el Islam.

    Aquí lo que ha dicho el cardenal Scola, no sea que alguno piense (parece que así es) que los términos son cosecha propia del portavoz copero, Restán. Este no es tan original en sus artículos como algunos deducen. Lean, lean el original de "Il sole".



    En este sentido, el hombre desalienado, original, auténtico, no abstracto, sería el católico tradicional.Sin duda la oveja del rebaño de Jesucristo. Así ya se puede!

    Añadiendo que en algunas ocasiones para afianzar la postura de que la COPE es libre, toman como fondo musical "la estaca" de L. Llach , y alguna más de los 70 que interpretaban los rojillos. No sé como se llama ese síndrome.

    ResponderEliminar