lunes, 23 de marzo de 2009

Transversales

Centrémonos en la Biblia y, a partir de ahí, enseñemos sin desviarnos ni a derecha ni a izquierda (Josué 1:8)

- César Vidal

1 comentario:

  1. La parte que más me mola del libro que cita el buen señor es la de "Oh, Sol, detente en Gabaón...". Muy pedagógico para enseñarlo en primaria: el Sol gira alrededor de la Tierra, y se detuvo para que Josué terminase su escabechina.

    O la parte en la que el levita deja que los benjamitas violen a su concubina, y a la mañana siguiente, haciendo gala de sensibilidad, le dice a la fresca: "levántate y vámonos", sin saber que ésta ya era cadáver. O cuando le demuestra un gran respeto a la occisa dividiéndola en doce trozos, uno para cada tribu.

    A lo mejor es que Vidal tiene una oculta agenda atea: todos sabemos que mientras más en serio se toma uno la Biblia, más saltan a la vista sus horrores.

    ResponderEliminar