lunes, 16 de marzo de 2009

¿Columbia? No me suena. ¿Queda cerca de Alabama?

Estos malos discípulos de John Law nunca lo entenderán, ya han invertido demasiado tiempo en doctrinas erróneas como para reconocer la esterilidad de gran parte de su trabajo académico.

- Juan Ramón Rallo, "austrólogo", sobre el Catedrático de Columbia University Xavier Sala-i-Martín.

Actualización: ¡Qué nobel ni qué Princeton! Auburn, A-LA-BA-MA

La concesión del Premio Nobel de Economía a Paul Krugman le ha convertido en una especie de guía espiritual para gestionar la recuperación de la crisis actual. Sin embargo, dado que los conocimientos del estadounidense sobre el ciclo económico dejan bastante que desear, sus recomendaciones difícilmente serán adecuadas. Aquí.

2 comentarios:

  1. Y, sin embargo, ahí tenemos a Krugman en portada de LD. Está claro que el Premio Nobel no sirve para nada, salvo para tirárselo a la cabeza a ZP.

    ResponderEliminar
  2. Lo de A-LA-BA-MA queda guay leerlo con la voz de Forrest Gump.

    ResponderEliminar