sábado, 13 de diciembre de 2008

Épater le progrois

Pero quiero pensar que aún queda gente refractaria a las directrices evacuadas desde los púlpitos del Matrix progre. A ellos va dedicado Cómo sobrevivir intelectualmente en el siglo XXI: regálenselo estas Navidades y, después de degustarlo, regálenlo también a algún progre que tengan a mano, para ver cómo patalea y echa espumarajos mientras lo lee.

- Juan Manuel, deprava



Cuñado de una lectora de Prada reponiéndose de los Reyes

4 comentarios:

  1. Sí, probablemente ver cómo alguien se indigna ante una barbaridad debe ser divertidísimo.

    Versión alternativa:

    A ellos va dedicado Mein kampf: regálenselo estas Navidades y, después de degustarlo, regálenlo también a algún progre que tengan a mano, para ver cómo patalea y echa espumarajos mientras lo lee.

    ResponderEliminar
  2. No, no cabe argumentar que he caido en la "reductio at hitlerum", porque he usado la referencia a título de ejemplo clarificador, y no relacionando a De Prada con el nazismo. Sólo he dicho que ver a un progre echar espumarajos ante una barbaridad debe hacerles mucha gracia, y que seguramente también segregaría espuma si le pusieran delantes otras célebres barbaridades.

    ResponderEliminar
  3. Sólo he dicho que ver a un progre echar espumarajos ante una barbaridad debe hacerles mucha gracia

    Hombre, es que yo sé cómo hacer echar la primera papilla a un "progre" (y no te incluyo en el término, que considero peyorativo) sin necesidad de decir una barbaridad. E incluso dentro de las barbaridades hay una escala, que va desde la tontería al crimen.

    ResponderEliminar