viernes, 19 de diciembre de 2008

La llamada de Varela

Es, pues, la convicción cristiana algo demasiado ancho, grandioso, para que nuestra casta política pueda integrarlo en su pobrísimo discurso que no pasa de ofrecernos una felicidad tasada por una andorga llena. En fin, si la res publica empieza y termina en un conjunto de individuos con la panza satisfecha, no me extraña que haya cristianos contemporáneos que vuelvan a Tertuliano: "Nec ulla magis res aliena quam publica" ("Ninguna materia nos es más ajena que la pública"). Sin embargo, espero, especialmente por el bien de los no cristianos, que la mayoría de los seguidores del Nazareno salgan el día 28 a la plaza de Colón. Sí, sí, por el bien de todos los españoles, espero que sean muchos, cristianos y no cristianos, los que hagan caso a la llamada de Rouco Varela.

- Agapito Maestre, marxista-meapilista

1 comentario:

  1. Por los clavos de Dionisos, que cuando he leído "Varela" no sabía si estabais hablando de Cipriano (de) o de Pedrín. Era Rouco. Ah, coño...

    ResponderEliminar