lunes, 17 de noviembre de 2008

Refundando el capitalismo

En un artículo anterior comenté que una de las condiciones para un sistema monetario sano era la derogación de la legislación bancaria y la abolición inmediata de los bancos centrales. Esto suele parecer una medida sorprendente e incluso extremista, ya que casi todo el mundo parece aceptar que el Gobierno debe ostentar el monopolio de la emisión de dinero. Sin embargo, bajo mi punto de vista, esto carece de base teórica: no encuentro ninguna justificación para justificar este monopolio.

- Juan Morillo Bentué, el justificador que lo justificare

...el órgano de planificación central no podría asimilar e interpretar el inmenso volumen de información necesaria.

2 comentarios:

  1. ¡¡Sí, sí!!
    Yo tengo una impresora, photoshop, una cámara de fotos... ¡¡quiero fabricar mi propio dinero!!
    ¡ya está bien eso de que atenten contra mi libertad individual obligándome a trabajar para obtener lo que podría hacer yo misma en la comodidad de mi hogar! ¡fascistas! ¡liberticidas!
    Venga ya, esto tiene que ser un fake, nadie está tan colgao

    ResponderEliminar
  2. "Esto suele parecer una medida sorprendente e incluso extremista"

    Bah, después de defender la compra-venta de niños o las virtudes de Somalia no es tan sorprendente ni tan extremista.

    Se están ablandando.

    ResponderEliminar