viernes, 28 de noviembre de 2008

Pensamiento moderno

La celebración de Jesucristo Rey nos invita a profesar y reconocer la suprema realeza de Jesucristo. Cuando “la multitud grita: No queremos que Cristo reine” (antiguo himno de la Solemnidad de Jesucristo Rey), cuando muchos no escatiman esfuerzos por edificar un mundo que está en las antípodas del designio de Dios y conculcan su Ley,cuando muchos se esfuerzan por eliminar los signos de su presencia, nosotros queremos confesar, en nuestro corazón y en público, a Jesucristo como nuestro Rey y Señor. Y queremos comprometernos en la edificación de su Reino: Reino de santidad y de vida, reino de verdad y justicia, reino de gracia, de amor y de paz. El único Reino que permanecerá para siempre, el único Reino digno de las expectativas del corazón del hombre. Queremos que Él reine: en nuestra vida y en el mundo entero. ¡Adveniat Regnum tuum!

- Joan Antoni Mateo Garcia

1 comentario: