martes, 4 de noviembre de 2008

Arnaldo Obama

De traca. Lo del Partido Popular, quiero decir lo de sus dirigentes, es para poner sillas que diría un catalán. Su fervor por el candidato demócrata a las elecciones presidenciales norteamericanas sería creíble si mostraran la misma devoción aquí por Otegui, que es el político más parecido a Barak Hussein, al contrario de lo que expele la izquierda moderada (el PSOE) y la radical (los dirigentes del PP cuando opinan de política internacional), que pretenden compararlo con Zapatero. Obama es un señor criado a los pechos de insignes terroristas de extrema izquierda, con Bill Ayers a la cabeza, que hasta anteayer eran sus mentores intelectuales. Su señora madre, la de Hussein, se movió siempre en los círculos de la radicalidad más extrema, más o menos como las Nekanes de Herri Batasuna que vemos periódicamente en los telediarios. Arístegui se asusta cuando ve a Sarah Palin, seguramente porque la considera una peligrosa integrista evangélica. Sin embargo, el reverendo Wright, director espiritual de Hussein y Michelle, que al lado de la gobernadora de Alaska es Torquemada redivivo, debe producirle un gran sosiego por sus sermones en los que llama a sus fieles a la lucha interracial y al odio a su país, en medio de alaridos y maldiciones bíblicas.

- Pablo Molina, elogiando


Abundando sobre las relaciones interraciales

7 comentarios:

  1. ¡Qué sapiencia la de Pablo Molina! Cada día se parece más a Carmen Sevilla, también en el físico. ¿De dónde saca todas esas exclusivas sobre Obama? Cuando habla del PP, ¿se refiere al de Murcia, cuya publicidad exhibe Molina en su blog? ¿Cuánto cobra por ello?

    ResponderEliminar
  2. De todos modos, no me gusta Obama. Soy cainita, y malo hasta la médula.

    ResponderEliminar
  3. No me extraña nada que siga ganando Valcárcel elección tras elección. Así está Murcia, así.

    ResponderEliminar
  4. Soy cainita, ...

    Querras decir, mccainita. A mi tampoco me gusta Obama, miente demasiado, incluso para ser un politico.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto que McCain le ha dejado escapar vivo, por alguna razon. Los Republicanos no han puesto a un especialmente buen candidato, ni han hecho una buena campana.

    ResponderEliminar
  6. Quisiera decir algo a favor de McCain, y es que no sólo no tiene nada que ver con las patatas congeladas, sino que además ésa es una compañía canadiense. La gente sólo habla para hacer daño.

    ResponderEliminar
  7. Querras decir, mccainita

    Es que, como liberal, hago mía la pregunta retórica: "¿es que acaso soy el guardián de mi hermano?".

    Hoy, en la oficina, dos obamitas escandalizados me preguntaron que por quéeee... por amor de Diossss... por qué prefería a McCain.

    Y ante la desgana por explicar las razones por enésima vez, respondí: "para dar por culo".

    ResponderEliminar