miércoles, 15 de octubre de 2008

La izquierda satánica

Sin duda, en el seno de la izquierda existen personas de buena fe que están convencidas de que se hallan en el mejor lugar para ayudar al prójimo. Es posible que tarden en salir de esa equivocación años y sólo Dios sabe el daño que habrán podido causar a los que desean ayudar durante ese tiempo. Pero a esas personas que, de corazón, desean ayudar a los demás —y no buscarse un pesebre a costa del sudor de los demás— se les podría decir lo mismo que el autor del Apocalipsis gritaba a la gente decente que aún se hallaba en las garras de Babilonia la grande, la prostituta, roja y borracha con la sangre de los santos y de los inocentes: «salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas» (Apocalipsis 18, 4).

- César Vidal, minoría oprimida

1 comentario:

  1. Ugh, es verdaderamente pegajosa la fijación que tienen estos gordinflas del espíritu con Moloch y la ramera de Babilonia. Qué unción, y cuánta razón tenía Freman: "¡Penitenciagite!"

    ResponderEliminar