domingo, 19 de octubre de 2008

Espalda plateada

...Jesús Huerta de Soto, este macho alfa de la pequeña manada austriaca actual en España...

- J. J. Mercado, grooming liberal

10 comentarios:

  1. ¿Y ellos qué son? ¿Las hembras en celo que se le pegan al culo?

    ResponderEliminar
  2. ¡cuanto tiempo hacia que no veía al Sr. Mercado! ya ni se pasaba por la cafeteria esa que me gusta (aunque a su otro compañero, uno de Venezuela, le suelo ver por la Cibeles) de vez en cuando.

    Snipfer:

    cuanta vulgaridad alberga su comentario, increíble.

    No comparto las ideas de UDE porque obviamente no soy anarquista como la pandilla esa de La Latina pero creo que hay otras formas de decir las cosas (y se lo digo yo que a veces peco de lo mismo por falta de paciencia con ciertos personajes).

    ResponderEliminar
  3. Personalmente poner esta frase me parece fuera de lugar, es simplemente una broma, no una "barbaridad" como la que se leen por aquí.

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué habéis asumido tan rápidamente que la "manada" era de gorilas?

    A mí esta gente se me parece más a una familia de suricatas madrileños asustados, oteando constantemente el horizonte a la espera de serpientes inexistentes. Aunque, ahora que lo pienso, las bandas de suricatas suelen ser capitaneadas por la hembra más vieja. Pero la frase citada funciona igual de bien si se cambia la especie y el género:

    ...Jesús Huerta de Soto, esa vieja hembra de la familia suricata austriaca actual en España...

    Incluso es más sonoro.

    ResponderEliminar
  5. "Personalmente poner esta frase me parece fuera de lugar, es simplemente una broma..."

    Pues a mí me parece muy significativa de una manera de pensar sectaria. O a lo mejor no es tanto por la frase en sí sino porque sabemos que su autor escribe este tipo de cosas:

    http://conpropiedad.wordpress.com/2008/10/19/krugman-asusta-hoy-en-el-pais/

    O esto:

    "Ello no obstante no quita para que la razón se decante del lado de los que siguen (seguimos) las enseñanzas tan valerosa y tozudamente defendidas por aquellos primeros hombres que, como Mises (qué decir de Juan de Mariana, si nos vamos más lejos), sufrieron por todo ello la marginación, cuando no el ataque frontal, de los enemigos de la libertad.

    Tu ne cede malis, sed contra audentior ito, dijo Virgilio, y en esas andamos."

    Vamos, que están ellos, y luego está el Mal. Pos fale.

    ResponderEliminar
  6. Juan de Mariana

    Johnny von Marianne, jesuitón, paladín de la libertad de derrocar a cualquier gobernante que se opusiese a las directrices vaticanas. Que viva el Papa, la Virgen y la puta madre que los parió...

    ResponderEliminar
  7. Johnny von Marianne, jesuitón, paladín de la libertad de derrocar a cualquier gobernante que se opusiese a las directrices vaticanas. Que viva el Papa, la Virgen y la puta madre que los parió...

    Jjjajajajajaja....

    Bueno, bueno, ésto es perfecto como disclaimer para juandemariana.org. Tomen buena nota.

    ResponderEliminar
  8. Pregunta ingenua ¿que son suricatas madrileños? .....Tienen derecho a empadronamiento en el municipio?

    ResponderEliminar
  9. Son suricatas nacidos en dulce cautividad, alejados de los peligros reales a los que se enfrentan en el Kalahari, y debidamente alimentados cada día para que el pelo les brille durante las visitas de los escolares.

    Tal condición, a pesar de parecer deseable, les provoca grandes trastornos de personalidad. Algunos, por ejemplo, se entregan a vicios inconfesables como la ingestión de determinadas hierbas del Zoo que les provocan alucinaciones y experiencias disociativas. Unos ven a Dios (que es un suricata gigantesco e invisible, con una increíble mala leche), otros se creen rodeados de reptiles, como en su medio natural, e incluso algunos desarrollan malformaciones físicas como crestas en la cabeza y barriguilla.

    ResponderEliminar