domingo, 14 de septiembre de 2008

Pro bono populo

Dicho todo esto, confirmo mi circunspecto quasi escepticismo científico, y la prevención contra sus "avanzadillas" y experimentaciones. Soy de los que piensan que a los Galileos hay que tenerlos y mantenerlos sub inquisitione pro bono populo. Sin complejos, por mi parte.

- Terzio, gente sin complejos


Trento on my mind

14 comentarios:

  1. Hombre... es verdad que a los galileos hay que mantenerlos a raya, que no se desmanden... pero me refiero a los mismos galileos que el malogrado emperador Juliano.

    De todo modo, la perla más brillante de este milfer está en uno de los últimos comentarios:

    Uds. comprenderán que no se puede andar con contemplaciones ni tolerancias, como están los tiempos.

    Es de agradecer tanta claridad en el planteamiento: cuando puedan pisarnos, lo harán. Eso es amor al prójimo, entre otras cosas.

    ResponderEliminar
  2. Fuera coñas, es verdad que algo se agradece la claridad. Yo echo de menos en particular la página "Ediciones Católicas" ya desaparecida. Algunos artículos suyos eran muy informativos. En cambio, ¿quién pretende aprender algo leyendo a Restán, a Arsuaga, al Pío Elentir...?

    Bueno, al menos no intentaban hacerse pasar por liberales.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que se consideren escépticos para con la ciencia. Como un día se les ocurra aplicar su escepticismo a la religión se corren.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Sí, es que ahora el escepticismo consiste en rendir culto a un señor antropomorfo que vive en las alturas y se manfiesta en el mundo, pero de vez en cuando y poquito a poco, y en obedecer en todo momento a sus vicarios en la tierra.

    Me recuerda cuando se propuso que ciertas luces que se veían sobre un lago las causaban gases provenientes de la putrefacción de material orgánico en el fondo. Y los ufólogos se reían. Claro, era mucho más sencillo pensar que se trataba de naves extraterrestres. La Navaja de Occam.

    ResponderEliminar
  6. ¿Es que la tierra no es redonda? ¿Vuelve a ser plana? Espero que al menos no nos lo vendan como liberalismo.

    ResponderEliminar
  7. Se agradece un poco de coherencia ideológica en estos tiempos tan propensos al liberalismo de sacristía...

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Vengo de dar una vuelta por el hilo de donde salió esta Lágrima, y es un blog que nos va a dar muchas tardes de gloria.

    Ahora resulta que lo último en doctrina católica es la falsación. De todas formas, cuando algunos hablan de Popper me entra la duda de si no se referirán en realidad al "Pope", o al "popper".

    ResponderEliminar
  9. Que maldad mas cromañona la tuya J:) al Dean estos temas le superan .

    ResponderEliminar
  10. Ahora, el muy soplapollas me ha censurado un comentario donde le preguntaba si la Inmaculada Concepción es falsable. Ja ja ja, cuánto chalado hay por el mundo. Pero cuidado, que estos, si se llegan a sentir fuertes, empezaran a atizar; así que ni agua.

    ResponderEliminar
  11. El acelerador de partículas, en su funcionamiento y diseño, hoy, ahora, está lleno aquello de curas.

    En el mismo hilo. Pues ya de paso, ¿Por qué no meter unos cuantos en el propio acelerador, a ver qué pasa cuando chocan curas católicos con hadrones?...¿y si se aceleran Agapitos?

    ¡Matacuras!

    ResponderEliminar
  12. ¡y si se aceleran Agapitos?

    Me has dado una idea. Pero tranquilo, que ningún agapito será maltratado durante la filmación...

    ResponderEliminar
  13. ¿Y si aceleramos curas católicos para hacerlos chocar contra anarcocapitalistas para reconstruir el inicio de la "eclosión"?

    ResponderEliminar
  14. ... hum... es que se trata de partículas con la misma paridad... es decir, con el mismo número de paridas por unidad de tiempo.

    ResponderEliminar