martes, 9 de septiembre de 2008

Parque Ancápico

... lo único que yo desearía, es tener una zona en el mundo, donde poder vivir con gente que tenga las mismas ideas libertarias que yo; y por lo tanto, que también existan tantas zonas de marxismo donde puedan vivir todos los marxistas disfrutando de sus diferentes ideas marxistas y cada zona soportaría íntegramente sus consecuencias.

- Eugenio Martín Velázquez, at the zoo


...di generazioni senza più pasato / di neoprimitivi...

17 comentarios:

  1. Seguramente soy un totalitario peligroso, pero...como que no desearía ni a los más marxistas/ estalinistas/ castristras vivir en una zona del mundo en que imperen las ideas correspondientes.

    Pero soy yo, que soy un totalitario. Seguramente lo molón es permitir a marxistas levantar otra URSS o a integristas religiosos fundar teocracias en sus cortijos.

    ¡Viva el medievo!

    ResponderEliminar
  2. Además, lo que comenta este señor ya existe: se llama Faunia.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que el colega Franco casi supera en frikismo a los colegas ancapistas. Armadura de Kendo, pelos raros, ¡señor de los anillos! ¡Madre mía!

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja el banner de Chesterton es impagable. ¿Es por el tío de Archipiélago Duda? la deriva de ese blog es lamentable, mira que me gustaba hace unos meses pero ahora es casi indistinguible del eclosionado típico en cuanto a la calidad de los contenidos.

    ResponderEliminar
  5. Seguramente lo molón es permitir a marxistas levantar otra URSS o a integristas religiosos fundar teocracias en sus cortijos.

    Lo malo de esos experimentos es que la gente tiene hijos.

    Hace poco se hablaba de una ciudad en Florida creada por gente y para gente como Mel Gibson y su queridísimo papá. Y claro, la manada de eclosionados y teocones argumentaba que si a ellos les salía del higo montar su chiringuito, ¿por qué no?

    Y yo, que para estos temas tengo una imaginación novelera, me imaginaba que al amigo Mel le salía satánico uno de sus hijos. Mel Senior, por su parte, la palmaba en un accidente (le caía encima un crucifijo durante una peregrinación a las Filipinas para ver cómo se crucifican los chinos filipinos). Mel Junior, que se haría llamar Baalzebub en la intimidad, recibía la notificación de los albaceas para que fuese a reclamar su herencia en Jesus Town. Y claro, se montaba la del tren de las 3:10 porque los agraviados cristianos se oponían a que el hijo del actor ejerciese sus derechos de propiedad y montaban piquetes alrededor de la misma.

    Pero entonces Mel Junior, aka Baalzebub, desenterraba la quijada de Lee Marvin y gritaba: "¡muera yo con los meapilas y cagacruces! ¡banzaaaaai!" y montaba una degollina que ni la de los santos inocentes y...

    ResponderEliminar
  6. Lo malo de esos experimentos es que la gente tiene hijos

    Exacto.

    Aunque ahora eres eres tú el que se parece a la sr.Lovejoy :-P

    Jajajaja el banner de Chesterton es impagable

    Nunca he leído a Chesterton. A ver alguien que lo haya leído ¿de verdad es tan lamentable? ¿es como Prada y Vidal de fanáticos?

    Borges decía de él que era una suerte de precursor de Kafka....

    ResponderEliminar
  7. Nunca he leído a Chesterton. A ver alguien que lo haya leído ¿de verdad es tan lamentable? ¿es como Prada y Vidal de fanáticos?

    Hombre... es buen escritor, de estos que tallan las palabras. Pero es un escritor menor (a pesar de la admiración de Borges, otro "escritor menor", que pecaba de todo menos de meapilas): a veces el moralismo le puede, y en otros momentos, el afán de desmitificar aplana su obra, la hace parecer una tragedia dentro de un diorama. Tiene un par de cuentos muy racistas, incluso para los estándares de su época...

    Vamos, que lo tengo en la biblioteca de mi casa, pero no me lo llevaría a la isla desierta.

    Y aparte de todo lo anterior, naturalmente, fue un completo hijo de puta. El y su amiguito, el bellaco de Belloc.

    ResponderEliminar
  8. "¿es como Prada y Vidal de fanático?"

    No, hombre, es un buen escritor, y un señor de su tiempo, a diferencia de esos dos.

    Lo chungo son todos los chestertonianos que han brotado de debajo de las piedras desde 2004. Y, además, sólo se saben una cita.

    Y aquella revista carca que duró tres números.

    ResponderEliminar
  9. Vale gracias por la aclaración.

    Freman, ¿Has llamado a Borges escritor menor? ¿Te he entendido bien? :-O ¡Confirmámelo!

    Si es así las amenazas de Stewie a J van a ser piropos comparado con lo que yo te voy a decir

    Dame un ejemplo de un escritor grande...

    ResponderEliminar
  10. ¿Has llamado a Borges escritor menor?

    El mismo lo asumía así... aunque, teniendo en cuenta la composición de la panda de los nobelizados, el que no se lo dieran a él fue una especie de homenaje.

    Tranquilo, de todos modos: es de los pocos escritores que releo.

    ResponderEliminar
  11. A ti lo que te molesta de Borges es que demostrase la existencia de Dios.
    XDD

    En lo que si era totalmente mediocre era en sus ideas políticas. Por eso perdió el nobel. Una estúpida visita a Pinochet. ¡Y cuidado! que ya he leído intentos de poner a Borges dentro del panteón de los héroes liberales hispanos.

    Fallaba en lo político porque no le gustaba la materia y porque a veces pecaba de ingenuo, v.gr, su padre le dijo alguna vez que se fijara en los soldados, en los uniformes, en los cuarteles, en las banderas, en las iglesias, en los sacerdotes y en las carnicerías, ya que todo eso iba a desaparecer y algún día podría contarle a sus hijos que había visto esas cosas. Y él se lo creyó...

    ResponderEliminar
  12. Yo no creo que fuese tan ingenuo. Era muy conservador, que en su caso probablemente fuese la única forma de ser coherente. Y quizás se dejase llevar en algún momento por el rencor a Perón, que es la única persona por la que se adivinaba el odio cuando hablaba o escribía de él. El hombre que lo alejó de los libros y le dio un cargo de inspector de pollerías.

    En algún lugar habla de un "gobierno municipal, spenceriano", sólo que no creía que los hombres lo merecieran aún. Y añadía que cuando el grado de civilidad hiciese posible un régimen así, en realidad ya sería irrelevante regirse por un sistema político u otro.

    ResponderEliminar
  13. Yo no creo que fuera muy conservador o mejor dicho que le preocupara definir su posición ideológica.

    Si hubiera tenido una posición política clara no hubiera ido, por ejemplo, a donde Pinochet porque sí, que esa es la razón que adujo, sino que hubiera ido porque estaba de acuerdo con su dictadura o bien no hubiera ido porque no lo estaba.
    Su actitud de ir allí sin dar justificación alguna y sin esperar que ello trajera consecuencias me dibuja una persona ingenua o ignorante en lo político pero desde luego no una con un perfil político bien delineado.

    Y es que se le veía cierta insistencia en pensar en soluciones políticas en base a especulaciones sin fundamento, especulaciones consistentes en modificar tal o cual aspecto de los humanos:
    para mí el Estado es el enemigo(...)Pero, quizá sea preciso esperar... (...) Para eso se necesitaría una humanidad ética, y además, una humanidad intelectualmente más fuerte de lo que es ahora, de lo que somos nosotros; ya que, sin duda, somos muy inmorales y muy poco inteligentes comparados con esos hombres del porvenir, por eso estoy de acuerdo con la frase: "Yo creo dogmáticamente en el progreso"
    Borges dixit
    ¿No es esa una frase para lagrimizar?

    Es decir yo veo en él una persona que rehuía pensar en soluciones políticas prácticas y aplicables ahora y que prefería las especulaciones utópicas (tal vez porque son atajos tramposos a nuestros ideales) frente a los análisis pragmáticos. No es de extrañar que los útopicos acaben revindicándole. Tiempo al tiempo. Sólo hay que esperar que amplien (de una vez por todas) el número de autores/economistas que leen.

    Otro tema es porque se sabe tanto de su ideología política dado que NUNCA escribió sobre ella. Y es que su pensamiento político sólo nace de las entrevistas y si uno se fija en las entrevistas que le hacen, se ve que en principio es renuente a meterse en cuestiones políticas sabedor de que no es conocedor del tema, de que muchas veces improvisa.

    Sin embargo, la idea extendida por doquier de que un intelectual tiene que pontificar sobre lo divino y lo humano unido además a que un artista tiene que estar comprometido socialmente hacía que los entrevistadores insistieran en el tema político en sus preguntas y que el argentino acabase soltando prenda para salir al paso diciendo muchas veces burradas ("No entiendo cómo alguien puede sentirse orgullosos de ser vasco. Los vascos me parecen más inservibles que los negros") y huidas hacia adelante ("Yo soy un anarquista pacífico") creándose así un pensamiento político espontáneo e improvisado que no meditado.

    Por lo tanto aunque fuera conservador lo sería de igual modo que una nube se parece a tal o cual figura, es decir, no fue su posición política algo intencional o reflexionado sino más bien algo casual.

    Otro item en parte relacionado: Analizar su concepto del valor y de los gauchos que tiene mucho de arcadia.

    ResponderEliminar
  14. "Otro item en parte relacionado: Analizar su concepto del valor y de los gauchos que tiene mucho de arcadia."

    La típica idealización del hombre de acción por parte de uno que no se aventura más allá de la salita. Piensa en la admiración que sentía por Richard Burton, o en su fascinación por los vikingos. En su lápida en Ginebra hay un grabado rúnico: "No hay que tener miedo".

    En "La noche de los dones", si no recuerdo mal, dice algo parecido aunque más suave a propósito de los vascos.

    Creo que también hay que entender que Borges vivió la transición de la Argentina de los emigrantes escoceses y alemanes, con un Estado primitivo y muy laxo, una colonia británica de facto, a la de Perón, un Estado corporativo que se podría decir que dura hasta hoy. En estas condiciones, no es que tenga razón cuando habla del Estado, pero se puede comprender el contexto. Yo insisto en que su odio a Perón explica muchas cosas.

    ResponderEliminar
  15. Yo insisto en que su odio a Perón explica muchas cosas.

    Creo que fue María Elena Cruz Varela, la poetisa cubana, quien dijo que, incluso si no tuviese otras razones, no podía creer en Fidel Castro por un mero problema estético.

    Hector: igual que intento olvidarme de quién fue Chesterton para juzgarlo como escritor (aunque luego no parezca que lo haya intentado), intento juzgar a Borges con la misma vara. Y la verdad es que me gusta... a partir de su madurez como escritor: sus gauchadas me resultan extrañas.

    Pero hay que reconocer que Borges es un escritor para minorías.

    ResponderEliminar
  16. Bueno hoy en día todo lo que no sea una noticia sobre si Britney llevaba bragas a una fiesta o no está condenado al ostracismo.

    Pero, dentro del mundillo marginal de la literatura, Borges, no siendo tampoco un best-seller, es en su país es muy conocido

    http://www.lalistawip.com/top-100/?lista=loc__Argentina-hist__Si-character__No

    Además es de los escritores hispanoamericanos (yo diría el que más) influyentes de la literatura.

    Y de hecho en cierta ocasión leí que era el escritor, despues de Shakespeare, sobre el que más libros se habían escrito. Lo cuál es una hipérbole pero demuestra que su eminencia es incuestionable.

    Personalmente lo considero el autor en lengua castellana más importante del s.XX (y que me perdone Cortazar)

    ResponderEliminar
  17. Personalmente lo considero el autor en lengua castellana más importante del s.XX (y que me perdone Cortazar)

    yo también lo creo... pero la verdad es que no es mucho... el resto está tan jodido...

    ResponderEliminar