martes, 9 de septiembre de 2008

Firmas

Yo de Pujol no me fío desde que hace años una funcionaria de la Generalidad me proporcionó un par de firmas suyas y me permití analizarlas grafológicamente. Pero aunque no supiera grafología los hechos cantan.

- César Vidal, grafólogo clandestino

9 comentarios:

  1. ¡Qué pena que la Santa Inquisición en su momento no tuviera a disposición suya una tecnología científica tan desarrollada como la grafología para detectar a los malos malísimos tal y como hace Vidal! ¡Cuánto trabajo se hubiera ahorrado!

    Aunque pensándolo bien la cientificidad que hay en la forma de detectar a los enemigos es básicamente la misma...

    psst!! el enlace, pon el enlace al post de Vidal!!

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente la grafolofía es una pseudociencia, como el tarot o la lectura de vísceras. Sería interesante hacer un compendio de pseudociencias y política. Hace poco los responsables de tráfico propusieron un "casco budista" (¿o cómo era aquello?). Vidal también suscribe, además, la "interpretación masónica de la historia", la teoría de la conspiración del 11m, etcétera.

    ResponderEliminar
  3. Puro método científico: "aunque no tenga ni puta los hechos (sic) cantan". Por bulerías.

    ResponderEliminar
  4. Podríamos inventar por aquí una nueva ciencia (pseudociencia la llamarán los descreidos) llamada "tripología", a través de la cual podremos deducir que tanto César Vidal como de Prada son obesos física e intelectualmente, que diría Andrés.

    ResponderEliminar
  5. Y cuidado, liberty, que no te va a llamar más ;-)

    ResponderEliminar
  6. tanto César Vidal como de Prada son obesos física e intelectualmente

    ¿Y pichicortos?

    ResponderEliminar
  7. Perdón, se me había olvidado el link. Ya está puesto.

    ResponderEliminar
  8. ¿Y pichicortos?

    Bueno yo no quiero tener una comprobación empírica de ese aserto

    ResponderEliminar