martes, 16 de septiembre de 2008

Compartir el pan

Compartir el pan: va a costar aceptarlo después del hedonismo que ha ido entrando en nuestras filas en los últimos años, pero estamos llamados a compartir el pan con otros. Como dejó claro Jesús, no deberíamos esperar que Dios lo haga llover del cielo sino que deberíamos ser nosotros los que lo entregáramos a otros en la confianza de que Dios lo multiplicará (Mateo 14:16).

- César Vidal, er, ¿y la preferencia temporal?

3 comentarios:

  1. ¡Guau! Recetas bíblicas para capear la crisis económica

    ¡Esto es lo más magufo y milenarista que he leído en mucho tiempo!

    ¡Por favor! Que alguien le informe a este sujeto que este tipo de sermón apocalíptico funcionaba en la edad media porque entonces el pueblo era analfabeto.

    Hoy en día sólo funciona con los nostálgicos y necesitados de culto al líder.

    A menos que se produzca un claro arrepentimiento lo que contemplaremos en los próximos meses será un desplome continuado de empresas, un crecimiento espectacular del número de parados, un aumento considerable de la inseguridad ciudadana y, finalmente, una crisis institucional de enorme gravedad
    :-O
    No, si seguro que acabará afirmando que el 14-M fue un castigo de Dios por el laicismo o por escuchar al lobby gay o por cualquier excusa peregrina que le venga a la cabeza.

    ResponderEliminar
  2. De hecho lo deja implícito en esa misma entrada:

    Hay procesos espirituales que van mucho más allá de la incompetencia manifiesta del ministro de economía y entre ellos están los que afirman que Dios juzgará a las sociedades que incurran en conductas como las señaladas en Levítico 18:1 ss o Deuteronomio 18:9 ss.

    Éstas citas bíblicas no tratan específicamente de la homosexualidad, seguramente porque Vidal no se atreve a mencionarla directamente, pero la tratan como "abominación".

    En fín, es la mentalidad primitiva del chivo expiatorio mezclada con unas gotas de moral bíblica.

    ResponderEliminar
  3. De todos modos, observad que la invitación es a compartir el pan, no a dar el filete.

    ResponderEliminar