viernes, 8 de agosto de 2008

¿Y la amputación del pene?

En muchos casos, la expansión de esta enfermedad llamada Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, revela una inmunodeficiencia más profunda, la espiritual. La promiscuidad sexual, una causa de la expansión de la enfermedad reconocida por todos, revela que muchas personas han perdido el sistema defensivo contra el mal moral y este les invade y les domina.

(...)

La fidelidad y la castidad son valores que defienden a cualquier individuo ante el SIDA, fortaleciendo su sistema inmunitario espiritual.

- Rafael Amo Usanos, sacerdote inmunodeficiente.

2 comentarios:

  1. Y eso no lo dice un cura marginal sino que hoy mismo lo defiende el inefable Moa en su blog:
    Bien, pero habría que empezar por preguntar: ¿hay mayor expansión del sida en las zonas de influencia católica, donde no se aconseja el preservativo, o en las zonas de influencia anticatólica, donde sí se aconseja?

    A apuntar en ese mismo post su teoría de por qué ya no hay flores en los balcones. Sin palabras

    ResponderEliminar
  2. Hombre, en San Francisco fue donde empezó todo. Porque antes la California estaba llena de misiones, que en este siglo informática han terminado en e-misiones.

    ResponderEliminar