domingo, 17 de agosto de 2008

¿Y Federico qué opina de ésto?

Si los padres tienen un derecho de tutela sobre sus hijos, en razón del vínculo natural que les une, ¿en base a qué no pueden ceder ese derecho de tutela a terceros? Y si pueden, ¿por qué no a un determinado precio?

(...) la liberalización desincentiva el abandono al pie de la escalinata, pues los padres biológicos tendrían la atractiva posibilidad de darlo directamente en adopción a cambio de dinero.

- Albert Esplugas, sobre la adopción (2006)

Vía.

15 comentarios:

  1. Los fascistas militaristas a favor de los asesinatos en masa de personas inocentes, incluidos niños, se escandalizan porque alguien ponga precio a una adopción. Los precios y el dinero son malos, es mejor un monopolio estatal del mercado de adopciones, así tenemos a niños pudriéndose en esas cárceles que llamamos orfanatos, mientras el estado los educa para ser ciudadanos obedientes, y parejas responsables y amorosas que han tenido mala suerte se quedan sin un hijo al que dar su cariño.

    Ese es el ideal moral de las ratas reaccionarias que escriben este blog. Pretenden hacer creer a alguien que los defensores de la libertad estamos a favor del esclavismo. Manipulación muy común entre todos los totalitarios el usar a los niños para mantener el satus quo del que comen.

    Esta gentuza son el enemigo. Sus manos están manchadas de sangre y sus lenguas segregan veneno.

    * J
    * snipfer
    * Andrés H. Gil von der Walde
    * Eduardo Robredo Zugasti

    Ojala alguien os de un día vuestra misma medicina fascistas de mierda. Mi más enérgica repulsa ante vuestra mierda.

    ResponderEliminar
  2. traducción para mentes vagas: si los niños se pudieran vender, no se abandonarían. Tócate el pito, Manolo.

    Por cierto, ese hilo que me enlazas es una fuente entera de lágrimas. Para enmarcarlo.

    Y sobre Stewie, no me resisto a copiar lo que he dicho en mi casa...

    Con Stewie empecé a hablar una noche, en vivo y en carne y hueso, sobre pelotas de goma para perros. Le pregunté simplemente si el perro podía, en efecto, poseer la pelota, o por decirlo de otra forma si su dueño podía en efecto pasar la propiedad de ese bien al perro y el colega empezó a remontarse a las extracciones de petróleo de las que se sacaba la materia prima para refinar el plástico de la pelota, cadena de propietarios incluida, evaluando si cada uno de ellos había adquirido legítimamente el material en cuestión hasta poder saber si, en efecto, el dueño del perro podía serlo de la pelota. Yo simplemente intentaba hacerle ver con un ejemplo de perros con dientes que eso del «derecho de propiedad» no es sino en cuanto la sociedad lo admite, ya que en caso contrario devalúa en la Ley del Más Fuerte. Pero no hubo forma: los iraquís por aquí, los oleoductos por allá.

    Secta.

    ResponderEliminar
  3. Yo simplemente intentaba hacerle ver con un ejemplo de perros con dientes que eso del «derecho de propiedad» no es sino en cuanto la sociedad lo admite, ya que en caso contrario devalúa en la Ley del Más Fuerte.

    Además, se puede discutir sobre la anterioridad antropológica de la propiedad "colectiva" (de la organización política) con respecto a la propiedad privada. Cualquier estado o incluso cualquier protoestado surge de la apropiación de un territorio frente a otros, y la propiedad privada sólo puede quedar delimitada dentro de este marco positivo, histórico. Ésto por supuesto no significa que el colectivo tenga un derecho ilimitado sobre el individuo. Para ser sostenible y justo, a cualquier estado le conviene que el gobierno y las leyes se asienten en el consentimiento de los gobernados. Y no hace falta recurrir a la constitución de la URSS, basta con leerse la declaración de independencia de los EE.UU.

    ResponderEliminar
  4. Stewie dice:
    Ojala alguien os de un día vuestra misma medicina fascistas de mierda
    ¿Quieres decir que ojalá nunca nadie, pongamos su pareja, venda a los hijos de ellos? Supongo que querrán ojalá que nunca.

    Stewie a veces hablando pareces... no sé.

    ResponderEliminar
  5. Oye, y ya puestos, si fuese legal vender los churumbeles... ¿no sería más rentable, para todas las partes, el alquiler?

    ResponderEliminar
  6. ¿Os imagináis el anuncio?

    Se alquila:

    Niñato cabezón y chalao con tendencias anarquistas. Ticket-restaurantes incluidos.

    También disponible en leasing, con opción de compra al final del contrato.

    ResponderEliminar
  7. Jejeje… este stewie es la repera.
    Me voy a limpiar las manos otra vez que la sangre sale muy mal.

    ResponderEliminar
  8. El problema de Stewie en el "mercado de los churumbeles" es el mismo que el del anarquismo en el "mercado de las ideas". ¿Quién va a querer adoptar un paleto con cresta y tendencia al sobrepeso? ¿Y quién va a querer una ideología friki que ni explica nada, ni tiene ninguna justificación empírica, ni sirve para hacer nada?

    Bueno, sí que sirve: para que unos cuantos listos monten saraos para chupar de la uni pública y unos cuantos tontos y acomplejados se los crean.

    ResponderEliminar
  9. Stewie, con lo bruto, megalómano y gilipollas que eres has conseguido que me repugne el personaje al que burdamente tomas su nombre. Ya no veo Padre de familia, ni quiero saber nada de Stewie Griffin ni de Brian ni nada por tu puñetera culpa. Ya ves, es una pena.

    ResponderEliminar
  10. A todo esto, ¿por qué carajo seguimos siendo amigos de la María Blanco en el feisbú?

    ResponderEliminar
  11. lalala, yo tengo la medician contra eso: antes de que Stewie se dejara crecer la cresta (o sea, cuando su táctica de ligoteo era afiliarse al PP) yo ya usaba al dibujo animado en mi blog. Es más, lo puedo demostrar: mira aquí. Así que basta decirle algo en su lenguaje, de manera que pueda entenderlo: yo llegue antes!!

    ResponderEliminar
  12. Este... ¿y considerando que el perro es eso, un animalillo, y por tanto no puede ser sujeto jurídico sino muy de aquella manera, ni tiene idea de lo que es la propiedad, ni siquiera de que él mismo sea una propiedad, no se habría acabado ahí la conversación?

    Vamos, un decir.

    ResponderEliminar
  13. Hombre Stewie si te sirve de consuelo yo tampoco tengo muy claro el tema de invadir otros países como Irak (ya sé que por ahí van los tiros cuando les llamas fascistas a los siracusianos) pero decir, como dice Esplugas aqui, esto:
    En última instancia, aunque Japón no fuera a rendirse hay otra alternativa a las bombas y a la invasión, y es el dar por terminada la contienda sin más. Coger los bártulos e irse a casa. ¿No es realista?

    No sé. Me parece, cuando menos, demasiado egoísta. Es como dejar a una maltratada con su maltratador.

    ResponderEliminar
  14. Hector, precisamente ese fragmento está programado para lagrimizarse mañana a las diez horas. Pero fíjate que él se lo dice todo.

    ResponderEliminar