martes, 19 de agosto de 2008

¡Que viene el divorcio!

Lo peor de la situación, es que a mayor divorcio, a mayor descomposición social, mayores son las consecuencias trágicas en la conducta de los hijos y, extremando las cosas, en la llamada violencia de género o doméstica. El aumento incesante de las muertes de mujeres a manos de sus maridos o parejas, tiene mucho que ver con incremento desorbitado de las rupturas de parejas. Los y las que tanto hacen para arruinar la institución familiar, son lo que más claman contra la violencia de género, como si de aquellos polvos no vinieran estos lodos.

- Vicente Alejandro Guillamón, Religión en libertad, no en libertinaje

4 comentarios:

  1. Ni siquiera es original. Eso lo dijo don Manuel (el de los tirantes), años ha.

    ResponderEliminar
  2. Religión en libertad, no en libertinaje
    Buen apunte ¿donde cojones aparece la libertad si criticamos hasta la posibilidad de separarte de tu pareja?

    Leyendo el artículo uno piensa que sólo le ha faltado echar la culpa de las violaciones al divorcio ...

    ResponderEliminar
  3. No des ideas.

    De hecho, me suena haber oído eso ya.

    ResponderEliminar
  4. Deberían alegrarse: mientras más putas haya, más aspirantes a cargos en la jerarquía surgirán.

    ResponderEliminar