sábado, 23 de agosto de 2008

Lo tienen claro

De esto sigue, de forma inmediata, que el Estado no tiene límites, pues puede hacerse con el control de la sociedad mediante el uso del recurso cuyo monopolio detenta: la fuerza. Parece, por tanto, que lo queramos o no, es incompatible el Estado con el mercado; al menos, es una situación inestable que ha de moverse hacia algún sitio: más intervencionismo, o desaparición del Estado. Aspectos que tanto Hayek como Mises, y Rothbard de forma más radical, tienen claro.

- Fer Herrera, no es que la realidad se la sople, es que ni sabe lo que es

18 comentarios:

  1. Titula el artículo "Paradojas del Estado Mínimo" supongo que será una de las acepciones del concepto de paradoja que dice:
    En tercer lugar se llama paradoja a un hecho que no conlleva una contradicción lógica (ni real ni aparente), pero que sí contradice nuestra intuición o sentido común.

    Por cierto, ¿Mises no tiene un libro, titulado Burocracia, donde precisamente deja bien claro cuál es lugar en una sociedad para la burocracia y cuál para el mercado? ¿Alguién lo ha leído? ¿Está bien? Bueno ya sé que por aquí sois austrofóbos y más antimiseanos
    pero igual sí lo habéis leído y podáis decirme qué tal está...

    ResponderEliminar
  2. Pues anda que el primer párrafo:
    "Uno de los temas más apasionantes desde el punto de vista liberal (y, me atrevería a decir, general) es si es o no necesaria la existencia de un Estado y, si es el caso, cuál es el tamaño mínimo que este debería tener, tamaño medido, se supone, en competencias."
    En fin, parece que nosotros tampoco nos lo merecemos, aunque sea por motivos bien distintos.

    ResponderEliminar
  3. Oiga, de austrófobos nada. Lo que no nos mola son las manías persecutorias.

    ResponderEliminar
  4. Lo que no nos mola son las manías persecutorias.

    Bueno es que en este un país siempre habrá manías persecutorias porque está lleno de conspiranoicos. Verbigracia:
    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/dorothy-l-sayers-o-la-evasion-edificante-3678/#com717028

    Asi que no te lo tomes como algo personal piensa en ello como parte del folklore nacional :-P

    ResponderEliminar
  5. Por cierto la pregunta no era irónica no he leído el libro de Mises así que si alguién lo ha leído y me puede decir qué tal está... se lo agradecería

    ResponderEliminar
  6. No me resisto a comentar que:

    a) la tesis de que un Estado asistencial deriva inevitablemente hacia un socialismo autoritario, en la línea de "Camino de servidumbre", se ha demostrado falsa históricamente; lo que no es óbice para que todos estos la sigan dando por dogma de fe: para qué van a dejar que la realidad les arruine una buena teoría.

    b) esta evacuación de Herrera es otra interpretación de la "doctrina Huerta": como el Estado mínimo es utópico, porque siempre tiende a crecer, lo único razonable es la anarquía, que además es el único sistema compatible con la naturaleza humana. Como esto es un sofisma como un piano y ninguna de sus premisas es cierta, pues hasta aquí hemos llegado.

    ResponderEliminar
  7. J no me resisto a romper una lanza a favor de Hayek y decir que él (como yo) hubiera estado a favor tanto de a) como de b) pero se hubiera molestado en que le adjudicaras la tesis de a) que es fruto de la lectura apresurada, simplificadora y sobre todo interesada de muchos más que de la real tésis de su libro. Prefacio a la obra de 1976:
    Se ha alegado frecuentemente que afirmo que todo movimiento en la dirección del socialismo ha de conducir por fuerza al totalitarismo. (...) no es eso lo que el libro dice. Lo que hace es llamar la atención hacia los principios de nuestra política, pues si nos los corregimos se seguirán de ellos consecuencias muy desagradables que la mayoría de los que abogan por esa política no desean.

    Vale que puede ser también una idea equivocada pero no es tan apocalíptica como pretenden algunos. Así Zapatero, por ejemplo, puede realizar políticas a la postre contraproducentes, v.g: más paro, pero no llevarnos a un estado totalitario y vender, en ese caso, la idea de que viene el lobo si no hacemos algo citando a Hayek es entonces un fraude.

    En definitiva son malos lectores quienes dicen eso de Hayek pero en fin siempre hay despistados...
    http://anghara.wordpress.com/2008/08/19/increible-2/

    ResponderEliminar
  8. Por eso decía "...en la línea de Camino de Servidumbre". Al fin y al cabo, las tesis del libro se alimentan de un contexto histórico concreto, con la Alemania nazi y la URSS, y con el control estatal de la economía británica por la guerra. Lo que hacen los intérpretes como Herrera es un aggiornamento según el cual el Estado de bienestar, y muy concretamente el español, es la antesala del totalitarismo colectivista; bien, esto es mentira claramente. Lo que no quiere decir que un Estado asistencial no tenga sus costes, tanto económicos como sociales. Se trata siempre de trade offs y no, como pretenden los frikis, de escapar de algún presente abominable para ir a un futuro ideal.

    Bueno, al final con los austríacos va a pasar como con la EpC. En Siracusa hemos publicado una entrevista con Escohotado en la que dedicamos la mitad del tiempo a hablar de la Escuela Austríaca, pero gracias a los frikis vamos a acabar apareciendo como austrófobos ;)

    ResponderEliminar
  9. Lo que dice J básicamente es que se puede ser más rojillo o liberalillo, pero nunca se debe olvidar es eso, que las ideas políticas y filosóficas deben ser interpretadas en su tiempo y en su lugar, y que entre gente normal que no es una sectaria siempre se puede hablar y sacar provecho de un debate sincero. Vamos, lo que se podría decir que es el ABC de la educación, el sentido común y un mínimo de honradez intelectual. Yo cada vez que oigo poner al pobre de Russeau a caer de un burro como si fuera el origen de todos los males de la historia es que me quedo turulato, por ejemplo. Es tan bárbaro como identificar a los populares y a los optimates con la actual izquierda y derecha.

    Y ahora la otra opción: interpretaciones literales, maximalistas y descontextualizadas de una serie de autores y obras que pasan a ser Divinos Maestros y textos sagrados. Cualquier dato que contradiga el núcleo central de ideas es descartado y lo que en el enemigo es vicio dentro de los elegidos es virtud (los excesos de algunas metodologías o saltos conceptuales en el vacío, por ejemplo).

    A lo primero, con todos sus defectos e imperfecciones, se supone que se dedica la universidad, y a veces hasta parece que lo consigue. Lo segundo es el acta fundacional de los think tanks y van a tiro fijo. Por cierto que Hayeck fue uno de sus principales impulsores durante los 60 y 70. Igual ahora pensaría lo que el buen doctor Frankenstein cuando vio su obra: "Igual me he pasao".

    Y el Lado Oscuro más poderoso no es, pero sí más fácil, más rápido, más atractivo.

    ¿Austrófobos aquí? ¡Nunca! Austria Est Imperare Orbi Universo!

    ResponderEliminar
  10. J,

    Estoy de acuerdo contigo. Desde mi punto de vista y como ex-austromaniaco el problema que tienen algunos es que tienen un martillo y ven todo clavos. La mejor solución es airear la habitación y darte cuenta de lo que dicen otras áreas científicas (historia, antropología, sociobiología, ...) y al final concluir que la escuela austriaca da una perspectiva (por supuesto que cuestionable) de la economía pero ni mucho menos una cosmovisión (sic).

    pero gracias a los frikis vamos a acabar apareciendo como austrófobos

    Bueno según algunos sois algo peor que austrófobos sois asesinos y fascistas, aunque igual está todo relacionado...
    ;-)

    SuperSantiEgo,

    También estoy de acurdo contigo excepto en el tema de los think thanks (te lo había leido en tu blog) porque yo sí creo en que ciertas ideas han de ser divulgadas (¿por medio de think thanks necesariamente? Pues igual no, no lo sé). Un ejemplo simplista, un think thank que en la Alemania nazi hubiera combatido la falsedad de las ideas y conspiraciones antisemitas hubiera sido deseable, dudo que efectivo, pero deseable o desde luego no criticable.
    Aunque estoy de acuerdo en no tener principios irrenunciables. Estamos en lo de siempre, la sociedad abierta de Popper (de hecho amigo de Hayek)

    Por cierto me resisto a creer que hayáis visto mi anterior enlace

    http://anghara.wordpress.com/2008/08/19/increible-2/

    y no hayáis dicho nada!!!

    ResponderEliminar
  11. http://anghara.wordpress.com/2008/08/19/increible-2/

    :) La Ruby (el comando Ruby, en realidad) es todo un personaje. Mira su blog:

    El Consultorio de Ruby Marmolejo

    El segundo post es un desmentido a un bulo que decía que la Ruby se había operado de la picha a plazos con Unai, el Pingüino Samurai. El problema es que a la Ruby no le alcanzaba la pasta para pagar a tocateja, y pidió el pago por mensualidades. Unai aceptó... bajo la condición de que él también recortaría por mensualidades. El problema de Unai es que terminó demasiado rápido, porque no había mucho que cortar.

    ResponderEliminar
  12. Sí Freman y el personaje de Georgia (USA) que no ve tanques?

    Jajaja

    Parece ser que este es el original
    http://kuvaton.com/kuvei/georgia.jpg

    ResponderEliminar
  13. "un think thank que en la Alemania nazi"

    Hijo de mi vida, hubo varios. No se llamaban así ni tenían la estructura de los actuales, desde luego. Imagínate lo que pasó con todos ellos. Pues eso: que se dispersaron y volvieron a reunirse en países como Inglaterra o Estados Unidos. La famosa Escuela de Frankfurt estuvo en esa ciudad cuatro días y luego varias décadas en Columbia, por ejemplo. Además gente como la Escuela de Frankfurt o el Círculo de Viena no eran think tanks ni por el forro.

    El concepto de think tank es pernicioso en sí mismo, y no hay teoría o idea que no se pueda explicar en un medio académico libre. Lo que pasa es que si crees que a la teoría de tus amores no le hacen bastante caso, quieres ir por libre y pasando de todos, saltarte el método científico o la revisión de iguales y no dar explicaciones, te buscas un padrino al que casualmente le vienen bien tus ideas, o él mismo ya se encarga de reunir un equipo como un productor reunió a las Spice Girls, y a desbarrar. Y no sólo los hay en economía o en pensamiento político, sino que también aparecen en asuntos como el creacionismo y tantas cosas más. Todos están cortados por el mismo patrón: adoptan un tono académico, pero en el fondo son eso, una engrasada máquina de justificación de aquél que te financia. Después manda huevos que se atrevan a descalificar a los demás por tener ideología cuando esos think tanks se constituyen precisamente alrededor de una ideología específica de la que no puedes salirte, so pena de no seguir siendo parte del equipo. Lo que más me fascina de algunos überliberales antimarxistas es precisamente el uso con profusión de la terminología marxista: alienación, ideología, llegada de un hombre nuevo...

    Los liberales harían muy bien en leer a Popper, en vez de citarlo a ciegas. Me ahorrarían el disgusto que tengo cada vez que oigo a alguien decir lo de "El socialismo ha sido falsado". ¡Al reves, es al revés! ¡Si ha sido falsado es una teoría científica, y por lo tanto corregible y ampliable! ¡Popper decía lo contrario, que no era refutable cientificamente, y que no podía falsarse! Por si fuera poco, eso es el falsacionismo ingenuo del que Popper se arrepintió amargamente muchos años, y donde llegó a cubrirse de gloria al decir lo mismo del evolucionismo, que tampoco es muy falsable en ese sentido que digamos. Ésa es la herencia de los think tanks: los que los empiezan pueden ser discutibles, pero lo que viene luego, y sobre todo el enjambre de iluminadillos que crean a su alrededor...

    La sociedad abierta y sus coleguis es un libro meritorio, sin duda, pero no es la piedra filosofal de nada, y como toda obra importante ha sido adecuadamente criticada y puesta a caer de un burro (no precisamente sólo por izquierdosos hidrofóbicos), cosa que no pasa con las obras mediocres. Sin ir más lejos los especialistas en Platón y Hegel cuando quieren echarse unas risas se leen lo que dijo Popper muchas veces tirándose a la piscina sin ver si había agua.

    ResponderEliminar
  14. ¡Si ha sido falsado es una teoría científica, y por lo tanto corregible y ampliable!

    Hummm... la falsabilidad es una condición "necesaria", no "suficiente" (en la jerga matemática). De todos modos, Popper no es santo de mi devoción: la mayor parte de las cosas que dijo y que resultaron ciertas, eran mayormente triviales.

    ResponderEliminar
  15. Popper fue un gran filósofo de la ciencia, no hay duda. Eso sí: sólo cierto tipo de ciencia, en algunas ocasiones, funciona como decía Popper.

    Ahora bien: luego vienen unos listos, lo utilizan para meterse con el volucionismo, o se emocionan con que Popper entendía la ciencia como algo deductivo, y ya la hemos liado. Y aun así cuando a Popper otros epistemólogos (algunos de ellos antiguos discípulos suyos), lo pusieron entre la espada y la pared, tuvo que reconocer que en todo el tinglado era necesario un primer momento inductivo. Y Bertrand Russell se empezó a escojonar desde la tumba.

    ResponderEliminar
  16. Freman,

    Ya he leído el consultorio. No comments. Que pena que no haya escrito más posts.
    JeJe

    SuperSantiEgo,

    gente como la Escuela de Frankfurt o el Círculo de Viena no eran think tanks ni por el forro.

    Bueno entonces teníamos ideas divergentes sobre lo que es un think thank y es que tal y como explicas el concepto sí es pernicioso. Yo lo enfocaba, idealmente y precisamente como algo parecido al circulo de Viena.
    Que existan círculos de Viena (sean lo que sean) es deseable. Aunque y paradójicamente no sea positivista. Pero es que de esos lugares es donde salen los genios. Gödel, por ejemplo, aprendió mucho allí.

    Por cierto (y off-topic) te suelo notar un cierto deje (o sensibilidad humorística) a lo Terry Pratchett ¿me equivoco? ¿es uno de tus autores modelos? ¿libro preferido de él?

    ResponderEliminar
  17. El humor irreverente, absurdo y patafísico me pone, no lo voy a negar. Si puede recordar a veces a Pratchett es porque nos basamos en las mismas fuentes, y por ejemplo los Monthy Pyton ya andaban por ahí cuando apenas él había empezado a escribir. A él ya lo leí tarde, y aunque le tengo cierta querencia se nota que utiliza siempre el mismo recurso, auque eso sí, lo hace muy bien el cabrón.

    Pero vamos, la cosa viene de lejos

    ResponderEliminar
  18. Pues a mi no me gusta mucho los Monthy Pyton (he visto de ellos sólo dos películas). Me gusta más Pratchett en libros, es cierto que se repite. Pelis Woody Allen, of course. Otro que se repite.
    Y de la tele lo mejor que he visto es Seinfeld. Hoy en día lo mejor:
    The Office

    Por cierto ya he visto tu post SuperSantiEgo. La verdad es que la única cosa que tiene en común todas las escuelas filosóficas es que se toman demasiado en serio a sí mismo.
    En la misma línea hay un chiste de científicos muy bueno:

    Gödel, Chomsky y Heisenberg entran en un bar
    Heisenberg dice:
    Dado que nosotros tres estamos juntos en un bar, esto debe ser un chiste.
    Pero no puedo decir si tiene gracia o no.

    Gödel responde:
    Nosotros estamos dentro del chiste, así que es imposible para nosotros decir si tiene gracia o no.
    Tienes que apreciarlo desde fuera.

    Y Chomsky mueve la cabeza y dice:
    Por supuesto que tiene gracia, lo que pasa es que lo estáis contado mal.

    ResponderEliminar