jueves, 10 de julio de 2008

Hacia un nuevo colectivismo católico

Para los católicos españoles ha sonado la hora de un cambio de mentalidad, que implica no dar por supuesta la fe y salir con las propias razones al encuentro de la curiosidad y el deseo de los hombres. Y para eso hace falta generar un verdadero pueblo cristiano, no una mera agregación de individuos creyentes, por grande que sea. Un pueblo que sepa y se atreva a expresarse en la plaza pública a través de obras sociales, culturales y de caridad, y que ofrezca a quienes se acerquen a él un verdadero camino educativo. Esa es la hoja de ruta para los católicos españoles y no hay legislación que pueda impedirnos recorrerla, sólo nuestra propia debilidad. Pero de esa no podemos culpar a Zapatero.

- José Luis Restán

4 comentarios:

  1. Bueno esto puede interpretarse como autogestionarse al margen de las instituciones estatales, ¿no?

    Mientras lo hagan sin obligar a nadie a mi me parece bien.

    ResponderEliminar
  2. Puede ser, no estoy seguro sobre el tema.

    ResponderEliminar