sábado, 7 de junio de 2008

Primitivismo liberal para no primitivistas y no eclosionaos

Es un libro que se puede recomendar, sin duda alguna, y que tal vez debieran leer los escépticos del liberalismo para convencerse de que muchas, muchísimas, cosas que pensamos que no podrían existir sin el Estado, han existido sin problemas en otras épocas, sirviendo mejor al ciudadano y sin necesidad de sacrificar libertad. No olvidemos que nuestra perspectiva histórica suele ser limitada y además influida por la educación que nos ha suministrado, precisamente, el Estado.

(...)

-Existen varias administraciones de justicia paralelas y que pueden estar enfrentadas. Por ejemplo, la Inquisición, sobre materias religiosas, y que solo tiene jurisdicción sobre cristianos. Tiene sus propios soldados. Pero también existe la administración de asuntos mercantiles, y esta es privada, y tiene su propia fuerza.

(...)

-Se nos cuenta, brevemente, la evolución del negocio de seguros marítimos. Como, al principio, hay mucho sin vergüenza, y poco a poco sólo sobreviven los que prestan un buen servcio. El mercado actúa como filtro y, en poco tiempo, todos los que está engañando a la gente se ven obligados a salir de él. No por la fuerza, si no porque se arruinan.

(...)

- Por último, los cambistas (banqueros) que quiebran son decapitados, según decisión del Consul del Mar. Directamente. Si esta norma existiera en la actualidad, tal vez no estaríamos sufriendo la crisis económica en que estamos inmersos.

- Ferhergón, off with their heads!


Justicia liberal contra la Niña-Leviatán

5 comentarios:

  1. En la historia que he estudiado yo, la Inquisición dependía de la Iglesia, efectivamente, pero las ejecuciones corrían a cargo del "brazo secular", es decir, del Rey, del estado. Por otra parte, ¿qué quiere decir con eso de que la Inquisición sólo afectaba a cristianos? Hombre, teniendo en cuenta que en España había pocos animistas, y que los judíos y musulmanes habían sido expulsados, digamos que la jurisdicción era bastanta amplia.

    ResponderEliminar
  2. Sí que es cierto que la Inquisición sólo tenía jurisdicción sobre los bautizados católicos, pero no creo que eso le quite ningún "mérito" a su labor reeducadora. En fin, esta gente…

    ResponderEliminar
  3. Es que estos siempre han bautizado a diestro y sinestro.

    De todos modos, los que quieran saber algo fiable sobre la Inquisición mejor que lean a Joseph Pérez, y se dejen de estas "lecciones" de pacotilla.

    ResponderEliminar
  4. El libro no pretende dar ninguna lección de liberalismo. Más bien muestra la dureza y la crueldad de la Inquisición basándose en un inqusidor real de la Barcelona del siglo XIV.

    ResponderEliminar
  5. Eso eres tu, Nairu, porque tienes mente de estatista ;-P. Un verdadero libertariano sabría apreciar la libertad equilibrada de la baja edad media.

    ResponderEliminar