domingo, 22 de junio de 2008

Panzerlied

El viejo truco de los fascismos. Porque, seamos serios, fuerzas como DN nunca podrán encabezar un movimiento reaccionario de masas, no tienen más progresión que seguir siendo una banda de maleantes (y hacer muchísimo daño). Las nueva generación de nacional-populistas se parecerá más a UPyD. Y será mucho más peligrosa.

- Kaos en la red

7 comentarios:

  1. No estoy seguro de que en "Kaos en la red" estén equivocados. La ideología del electorado de un partido no tiene por qué ser la misma que la de sus dirigentes. En España, sobran los ejemplos.

    ResponderEliminar
  2. @ Andrés H.G.v.d.W.

    Me parece cuanto menos aventurado comparar a UPyD con una partido nacional-populista (no me ha quedado claro si lo comparan a DN o a los chavistas).

    Es cierto que los votantes de UPyD pueden incluir a un cierto número de radicales, pero seguro que no más que los votantes del PSOE (quién no ha visto a sus adorables Juventudes Socialistas usando vocabulario frentepopulista) o del PP (sobran las palabras).

    Además está claro que al calificar a UPyD de "nacional-populista" estoy seguro que no se refieren a sus votantes, sino al mensaje de sus dirigentes.

    ResponderEliminar
  3. Me parece cuanto menos aventurado comparar a UPyD con una partido nacional-populista

    Es una exageración sin fundamento, por supuesto. Sólo se les ha ocurrido por "transitividad aproximada": Hitler iba de nacionalista por la vida, UPyD aboga por la unidad de España; ergo, Rosa Díaz es parienta de Adolfito. Si el razonamiento (por llamarlo de algún modo) fuese cierto, entonces todo lo que sea despedazar un país es bueno, chachi y progre. La idea no tiene ni pies ni cabeza, pero sí un gran culo para lanzar mierda al respetable como banda de monos enjaulados.

    ResponderEliminar
  4. Por lo menos, cuando a Espada, Boadella y C's los empezaron a llamar "lerrouxistas", le echaron algo de imaginación. También he oído por algún lado "moros amigos", que es maravilloso porque consigue aunar racismo anti-español y anti-moro a un tiempo, una proeza.

    ResponderEliminar
  5. Pues señores, yo tuve el placer de asisir a un alebrestado y accidentado mitin de Rosa Díez en la Fac. de CC políticas de la Complutense y estuvo una hora y media hablando exclusivamente de la unidad de España. Hasta cuando le preguntaron por el matrimonio homosexual terminó hablando de la unidad de España. ¿La economía?: la unidad de España. ¿los jóvenes?: la unidad de España. ¿La publicidad? el DNI y nuestra españaza. Y así suma y sigue. Salí francamente decepcionado.

    ResponderEliminar
  6. La "unidad de España" no es ninguna menudencia. Lo que no se puede tolerar bajo ningún concepto es que defender la unidad de la nación se relacione con el fascismo, o con la derecha, como si la nación no fuera precisamente un concepto de izquierdas. Estos complejos no tienen sentido. Rosa Díez no está diciendo ni más ni menos que lo de Sarkozy: "la necesidad de nación".

    ResponderEliminar
  7. Mi primer mensaje iba para Andrés H.G.v.d.W.

    Andrés, creo que el tema de la unidad de España es importante desde una visión liberal. Rosa repite una y otra vez que la defensa de España no se debe hacer desde el sentimentalismo (sería equipararse a los nacionalistas de uno y otro signo), sino desde la defensa de la libertad y la igualdad de los ciudadanos .

    Que Rosa se refiriera continuamente a ese tema en un acto concreto (estoy casi seguro que es más la impresión que te quedó, de lo que realmente fue) sería consecuencia del contexto, o simplemente: un error.

    Yo he oído hablar a Rosa varias veces. Dice cosas con las que no estoy de acuerdo (no me gusta nada la propuesta de UPyD para el sistema electoral), pero no recuerdo haberme sentido agobiado por sus menciones al tema de la "unidad de España" que, por otra parte, es muy importante.

    Lo que pasa es que a estos amigos de Kaos en la Red, todo lo que les recuerda al franquismo es "caca", así que ¿hay algo más distinto del franquismo que su alter ego, el nacionalismo sepataratista? Por una simple regla de tres, deducen que los que no defienden la unidad de España son sus aliados, y los que la defienden son, evidentemente, fascistas, feos, y huelen mal. Faltaría más.

    Un saludo.

    ResponderEliminar