lunes, 2 de junio de 2008

Oposición carroñera

La amplificación de ese discurso alucinado por parte de los medios “amigos” le pone las cosas cada vez más difíciles a Rajoy. De hecho, la gente que conforma ese movimiento parece irrecuperable. No sería de extrañar que pudiera haber un goteo de dirigentes que, sin atreverse a fundar un partido ultranacionalista español, acabe sin embargo en la UPyD de Rosa Díez y Fernando Savater. Rosa Díez, la administrativa que gobernó en coalición con el PNV cuando de verdad ETA asesinaba, la del “ven y cuéntalo”, es una de las políticas más oportunistas de nuestro país. Política profesional donde las haya, experta en luchas de aparato, tiene el olfato de quien sólo vive por el poder y la fama. De ahí que desde que fue elegida diputada se esté atreviendo a hacer una oposición totalmente carroñera que ya ni el PP se plantea realizar. Los medios que antes apostaban por Rajoy a muerte, ahora, para chincharle, apoyan fervorosamente a Díez como baluarte del antisocialismo más histérico. Ella les da la carnaza que le piden los Pedro J.Ramírez y los Federico Jiménez Losantos. Por eso ha decidido jugar hasta el final la explotación política y electoral del terrorismo etarra (ahí están sus declaraciones a propósito de la detención de López Peña y sus compinches, mezclando el caso de David Taguas con ETA), con la esperanza de que esos cuadros del PP rebosantes de indignación moral den el paso de abandonar su partido de toda la vida y se apunten a la UPyD, las únicas siglas de quienes de verdad, con todas sus consecuencias, se oponen al terrorismo. Da igual que ETA asesine a guardias civiles o a socialistas. Son ellos quienes encarnan la auténtica resistencia contra el terror.

- Ignacio Sánchez-Cuenca, fino analista

No hay comentarios:

Publicar un comentario