jueves, 29 de mayo de 2008

Qué vanguardistas somos

¿Cómo no va a tener hoy una presencia disruptiva el sentido profundo del 68, cuando una formidable ingeniería empresarial, mediática y política define nuestra actualidad, coloniza nuestra atención, dirige nuestra percepción, nos impone y expropia a la vez la palabra y la imagen? ¿Cómo no van a interpelar estas películas al presente, cuando resuenan con un sinfín de búsquedas contemporáneas de nuevos modos de autorrepresentación, más allá de toda mediación instrumentalizadora?

- David Cortés y Amador Fernández-Savater, autorrepresentados sin mediar

3 comentarios:

  1. Desconozco quién es Amador Fernandez-Savater.

    La casualidad del nombre y los apellidos me hacen preguntarme: ¿tiene algo que ver con el filósofo?

    ResponderEliminar
  2. Su hijo, el de la "Ética para Amador".

    ResponderEliminar
  3. ¿Y a qué se dedica el chaval? ¿le valió para algo lo que le enseñó su padre? ¿Tiene coincidencias ideológicas?

    ResponderEliminar