martes, 13 de mayo de 2008

Liberales: aprended de la ETA

Si consiguiéramos librar nuestras mentes de la idea de juridicidad de la ley del estado, podríamos empezar a plantearnos la rebelión fiscal como algo tangible y organizado. De hecho, parece que en este campo hasta la izquierda aberchale y el PCE nos llevan ventaja a los libertarianos españoles.

- Stewie, Kill Lois

Tax your mother

14 comentarios:

  1. ¿Cómo se le quedará el cuerpo a FJL cuando vea a un empleado suyo cobijando apologías de la desobediencia abertzale?

    ResponderEliminar
  2. Sé que queda mal pero me autocitaré: "El neoliberalismo español no es más que el (pretendido) soporte intelectual de quienes no quieren pagar impuestos".

    No me coman please (aunque si supieran dónde trabajo lo harían, no les quepa duda... y hasta ahí puedo leer)

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Urodonal: pagar menos impuestos y defender los privilegios de la Iglesia. Para eso están.

    ResponderEliminar
  4. Lo curioso es que ambas cosas son contradictorias, ¿no, Eduardo?

    ResponderEliminar
  5. Realmente no sé en qué mundo vivís. Si realmente nos preocupara tanto no pagar impuestos como para montar blogs, asociaciones y conferencias o escribir informes, artículos y notas de prensa, realmente podríamos dedicar nuestro tiempo a actividades mucho más productivas. Estudiar un poquito de fiscalidad y técnicas de evasión tributaria, que no son tan complicadas.

    Por otro lado, tampoco tendría mucho sentido nuestra insistencia en reducir el gasto público, aun si una rebaja de impuestos incrementa la recaudación. Podríamos incluso defender el déficit público, con tal de trasladar la carga fiscal a las generaciones futuras. Pero creo que la idea de que es preferible no bajar impuestos si hay que incurrir en déficit público, está bastante generalizada (éste es uno de los principales argumentos contra la devolución de los 400 euros).

    Sobre los privilegios de la Iglesia, no me cabe duda de que algunos, en una actitud nada liberal, los defienden. Pero ni mucho menos es un fenómeno generalizado, especialmente en el IJM.

    Eaco

    ResponderEliminar
  6. Realmente no sé en qué mundo vivís.

    Desde ese Mondo Bizarro en el que viven los anarquistas de mercado, no me extraña tu extrañeza.

    ResponderEliminar
  7. No recordaba que sueles tener la tangente cerca.

    Eaco

    ResponderEliminar
  8. Ah, Juan Ramón, no sabía que te arrogaras la representación del neoliberalismo patrio. Acabáramos...

    ResponderEliminar
  9. Tampoco sabía que el neoliberalismo patrio fuera un bloque uniforme.

    Eaco

    ResponderEliminar
  10. Es una mera cuestión de operatividad: pagar menos impuestos y defender los privilegios de la Iglesia son dos brochazos sensiblemente más descriptivos del neoliberalismo que tu propia persona -salvo que hagas tuya la máxima de que "el neoliberalismo soy yo".

    ResponderEliminar
  11. Ah vale, si la finalidad era la propaganda, de acuerdo. Supongo que las expresiones de brocha gorda se corresponderán con las ideas de brocha gorda.

    Por cierto, ¿no es un poco incoherente llorar porque el término liberal en España se haya generalizado hasta agrupar ideas totalmente opuestas a las tuyas y luego generalizar ideas y objetivos para tratar de desacreditar a gente que no los comparte?

    Eaco

    ResponderEliminar
  12. La tangente, Eduardo, la tangente.

    Eaco

    ResponderEliminar