domingo, 25 de mayo de 2008

Agárrate de la silla

El pueblo, cegado antes por la teoría religiosa, ahora creía dogmática y ciegamente en la darwiniana. No razonaban. Eterno hábito de no pensar y ser seguidor. Los pocos hombres que piensan, empezaron a cuestionar e investigar la teoría darwiniana. Te vas a sorprender de lo que todos aceptan como verdad, que te han enseñado tus profesores de la escuela y que lees a cada rato en diversos artículos. Y que no son ciertos. Agárrate de la silla.

- Hijo del Rey

2 comentarios:

  1. A mí no me hace falta ni leerlo. Yo ya soy salvo, gracias a los comics de Chick.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, super, lo estoy flipando.

    ResponderEliminar